Las armas en Kung-Fu/Wu-Shu; La espada recta China

Aunque en los estilos cantoneses se conoce como: Jei-Jai, al manejo de las armas chinas se le suele denominar con el nombre de Mo-Hay

En las artes marciales chinas, el manejo de las armas es inseparable de los métodos de combate a mano vacia, de ahí viene de que en la historia china hayan surgido dichos como el siguiente:

"El pugilismo es el antecesor de las artes marciales, el palo largo es el maestro y la espada el padre".

La idea fundamental del Mo-Hay es que las armas son una prolongación de los brazos, por lo tanto, el arma sólo funcionara con efectividad en el caso de que aquel que la use tenga conocimientos de técnica a mano vacía. Por otra parte, el manejo de las armas aporta al artista marcial un desarrollo en la coordinación de sus movimientos, así como hace aumentar su fuerza, velocidad, resistencia..., además desarrolla la capacidad de reacción, la percepción y los reflejos, por lo que el entrenamiento con armas es vital.

Aunque en las modernas competiciones de Wu-Shu, a nivel de Campeonato Mundial, se usan sólo el Palo, el Sable, la Lanza y la Espada, existen numerosísimas armas en el arsenal chino tradicional, alrededor de cuatrocientas, siendo dieciocho las armas básicas:

-- La espada recta (Chien).
-- El sable (Shou Tao).
-- La lanza (Ch'iang).
-- La lanza de la Media Luna (Tai Ken).
-- La lanza de Curvas de Serpiente (Tai Mo).
-- El bastón largo (Kuan).
-- El látigo metálico (Tieh Pien Bin).
-- Las Espadas Mariposa (Cha Ma Tao).
-- El hacha (Fu).
-- El hacha de mango largo (Ta Fu).
-- Las espadas ganchudas (T'ieh Ch'ing Chi).
-- La maza (Kuan Ch'ui).
-- El tridente (Yueh Ya Cha).
-- Escudo y espada.
-- Arco y flecha (Tu Fu).
-- La Pala de Monje (Gum Chanh).
-- El garfio de dos puntas (Gao).
-- El Tonfa chino (Gai).

Entre las no básicas nos encontramos con armas como la alabarda (Kwan Tao), el bastón de tres secciones (Sam Chieh Pang), el cuchillo (Pei Sao), la pipa larga de madera (Yin Tao), el taburete (Cheung Kiu Dang), el abanico (Seuih Sau Sinh), el martillo (Tung Chui), el pico de monje (Ta Mo), la azada de campesino (Chor Tau), etc.

Dentro de esta serie de artículos ("Las armas en Kung-fu/Wu-shu") os mostraré las más importantes, empezando en esta entrega por la espada recta de doble filo.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Según la tradición oral china y la obra "Erh I Shih Lu", la primera espada recta, larga y de doble filo la construyó Chi'h-Yu con el oro encontrado en las montañas de Cho-Lu, alrededor del siglo XXIX a.Jc.. Sin embargo, los historiadores occidentales datan la aparición de la espada larga en la Dinastía Shang (1766- 1122 a.Jc.), ya que se ha constatado por recientes descubrimientos arqueológicos. Estas primeras espadas eran de bronce, llegando el conocimiento del hierro en el siglo X a.Jc. (Dinastía Chou).

En la Era de los Estados Guerreros (403-221 a.Jc.) ya se forjaban espadas muy parecidas a las actuales, ya que las constantes luchas entre los rivales estados feudales dio como resultado un increíble desarrollo de las artes y las armas guerreras, siendo esta época de vital importancia en la evolución de la espada.

En la Dinastía Han anterior, en los albores de nuestra era, la importancia de la espada era tal que se publicó un manual de 36 capítulos sobre el arte de su manejo. Desgraciadamente este manual no ha llegado hasta nosotros.

En la antigüedad, los grandes maestros de espada encargaban la fabricación de su arma a los maestros forjadores (el más importante de los cuales fue Pu-Yuan). Estos las forjaban de acuerdo con las características físicas del maestro, teniendo la espada resultante un peso, grosor y largura personalizados, por lo tanto, estas espadas, eran carísimas y muy apreciadas.

A lo largo de la historia china la espada pasó a ser el arma favorita de nobles y caballeros, los cuales siempre la llevaban como protección personal cuando salían a la calle, portándola a la espalda sujetando la funda con una tira de piel o tela que cruzaba diagonalmente el pecho, o simplemente en la mano. Lógicamente, dada su popularidad, fueron creándose nuevas técnicas y estilos diferentes de manejo, llegando hasta nuestros días como una de las cuatro principales disciplinas del Wu-Shu de competición, y siendo una de las armas predilectas dentro de los estilos tradicionales.

DESCRIPCIÓN

A la espada recta de doble filo se la denomina de distintas formas, según el estilo de Kung-fu y el dialecto chino que se emplee en este. Los términos más usados son: Kien Tao, Kim, Gim, Guom y Jen; pero el más extendido es el de Chien, que se traduce libremente por "espada de caballero".

Aunque existen muchas clases de Chien, tantas como estilos en donde se practica, todas ellas consisten en una empuñadura recta de la cual parte una cruceta o guardamano; a partir de este conjunto nace una hoja larga, recta y puntiaguda con doble filo. En lo único que se diferencian las distintas clases de Chien es en la forma y adorno de la empuñadura y cruceta; en general se ata al final de la empuñadura uno o más cordeles con borlas, que ahora sirven de adorno pero que antiguamente (según algunos autores) se usaban para despistar al adversario. La espada va acompañada de una funda, generalmente ricamente adornada, que sirve para su transporte y que en la práctica servía también para bloquear los golpes enemigos mientras que se usaba la Chien con resultados mortíferos.

Aunque, como ya digo, todas las Chien son en esencia prácticamente iguales, se pueden hacer dos grandes grupos diferenciados: las espadas de combate o marciales, y las de adorno y competición.

La espada de combate es dura y pesada y hay que tener mucho cuidado con ella si no queremos recibir más de un corte cuando entrenamos.

La espadas de adorno y competición de Wu-Shu suelen ser más livianas y menos resistentes que las de combate. Antiguamente estas espadas eran usadas como representación de una condición social y eran usadas para hacer juegos, danzas en banquetes o ejercicios al aire libre, esto último dió como resultado, con el correr de los años, las actuales competiciones de Wu-Shu de manejo de espada. Antiguamente estas espadas también eran usadas por los principiantes para irse acostumbrando al peso.

También existen espadas de madera, a veces pintadas y decoradas de tal forma que parecen de verdad, que son usadas por los ancianos practicantes de Tai Chi, aunque se suelen vender también para su entrenamiento de combate.

Aún hoy se pueden conseguir unas espadas rectas muy flexibles que van enfundadas dentro de un cinturón, y espadas rectas telescópicas cuya hoja va alojada en secciones dentro de la empuñadura y, con un brusco y enérgico movimiento de brazo, la hoja sale hasta su total extensión. Estas espadas se hacen de esta forma para que sea muy sencillo su transporte hasta el lugar de entreno.

LA TÉCNICA

Entre las espadas rectas más usadas en los estilos tradicionales nos encontramos con las siguientes: la Ching Lung Dahn Kim o "Espada del Dragón Verde", la Gum Lung Dahn Gim o "Espada Dragón Dorado de doble filo" y la Ching Fung Jian.

La técnica de la espada en los estilos tradicionales varía enormemente. Por ejemplo, La diferencia entre el manejo de la espada en Tai Chi y en San Chai es palpable. De todas formas, la mayoría de los ataques, tanto punzantes como cortantes, se realizan a las articulaciones y puntos vitales del cuerpo.

A la doble espada recta se la denomina Seung Gim o Song Kim, depende de la pronunciación, siendo la técnica más importante la realizada con las Seung Lung Kim o Espadas de los Dragones Gemelos, las cuales van inmersas paralelamente en una sola funda.

Cuando se usan dos espadas a la vez, mientras con una se hace un bloqueo envolvente, para intentar desequilibrar al contrario, con la otra se ataca a fondo con la punta o cortando de través. Esto también se hace cuando se usa la funda como acompañante ofensivo-defensivo de la espada.

Todos los estilos de espada son especialmente difíciles de aprender y de ser diestros en ellos, ya que se requiere mucha habilidad para dominar las técnicas de bloqueo pues, al ser un arma de doble filo, lo difícil es usar ambos lados de modo efectivo sin debilitar o mellar el filo, también, como es un arma ligera, se deben dominar de forma efectiva los bloqueos de armas más pesadas, como un sable o una alabarda.

Los movimientos técnicos suelen ser circulares, dando tajos con ambas partes de la hoja y, sobre todo, punzando, cuando la hoja de la espada se impulsa para penetrar en el cuerpo enemigo.

Las técnicas básicas con espada recta son doce y cambian según sea el estilo marcial en donde estén enclavadas. Por ejemplo, en San Chai Chien son:

-- Chieh. ...... Hendimiento.
-- Kan. ....... Corte.
-- Liao. ....... Elevación en curva.
-- Mo. ......... Afilado.
-- P'ao. ....... Aventajar.
-- Pi. ......... Tajo.
-- T'i. ........ Elevación.
-- Ti'an. ...... Apuntar.
-- Tiao. ....... Levantamiento.
-- Ts'a. ....... Empuje.
-- Ts'o. ....... Serrar.
-- Tsyh. ....... Perforación.

mientras que en Tai Chi, las técnicas básicas son:

-- Ci. ......... Lanzamiento para atravesar.
-- Chou. ....... Azotar.
-- Dai. ........ Tomar la iniciativa, preparación.
-- Dian. ....... Apuntar.
-- Gua. ........ Sostener.
-- Jie. ........ Cortar.
-- Lan. ........ Rechazar.
-- Liao. ....... Provocar.
-- Ma. ......... Golpear.
-- Pi. ......... Tajo.
-- Sao. ........ Barrer.
-- Tuo. ........ Sostener.

Para poder realizar perfectamente todas estas técnicas se debe empuñar perfectamente la espada con la mano diestra (en general la derecha, la izquierda para los zurdos), procediendo de la siguiente manera: se debe sostener la empuñadura con el pulgar y el índice, manteniendo los demás dedos en una posición cómoda, relajada y flexible; otra manera alternativa, aunque yo particularmente prefiero la anterior, es apretando los dedos medio, anular y pulgar alrededor de la empuñadura y relajando el índice y el meñique. En ambos casos, el movimiento de la espada es controlado con la base de la palma.

Los dedos de la mano contraria a la que empuña la espada se suelen poner de una manera característica, tanto en Tai Chi como en Wu-Shu de competición, además de en algunos estilos tradicionales. Se deben estirar los dedos índice y medio, mientras que el meñique, con el pulgar y el anular, se colocan sobre la palma de la mano. A este conjunto formado se le suele denominar "dedos de espada", y es muy parecido a la posición de la mano que formamos cuando golpeamos a los puntos vitales con "Profeta marcando el Camino" (Hsien-jen Chih-lu).

En el inicio, saludo y finalización de los ejercicios con espada, se suele empuñar esta con la mano contraria a la diestra y en los primeros movimientos se cambia de mano. En este momento la espada está colocada, no como proyección del brazo, sino de forma paralela a este, lógicamente este agarre es distinto al anterior: con el brazo pegado a cuerpo y en linea con este, se debe sostener el guardamano con el pulgar hacia abajo, mientras que el índice y los otros dedos apuntan hacia arriba, asegurándose de que la espada está cerca del cuerpo y paralela al antebrazo, con la hoja apuntando hacia afuera del cuerpo.

Cuando se hace este tipo de agarre a lo largo del combate, esto es, con la espada colocada en paralelo a lo largo del brazo para cubrir este de los golpes del contrario, o para punzar hacia la espalda, el agarre difiere un tanto ya que, para sujetar con mayor firmeza la espada, se suele agarrar básicamente la empuñadura con los dedos anular, medio y meñique, en oposición al pulgar, mientras que el dedo índice se coloca sobre la línea de la espada para dirigir el movimiento y dar firmeza al conjunto.

LA ESPADA EN WU-SHU MODERNO

El manejo de la espada Chien es uno de los más bellos espectáculos que se puede ver en los campeonatos de Wu-Shu ya que, aunque se requiere una consumada habilidad, sus movimientos son de un alto valor estético, pues su técnica se basa más en la agilidad que en la potencia.

En los campeonatos de espada de Wu-Shu se tendrá en cuenta la forma de coger el arma, colocando correctamente las manos tal y como he descrito en el apartado anterior, y las fases del movimiento técnico, con la presentación de inicio (Liang Shan), el desarrollo, con movimientos florales y circulares, así como con golpes (tajos, cortes, etc.) y la parada y saludo final. También se pueden agregar piruetas, saltos y movimientos acrobáticos.

En estos campeonatos se puntúa muchísimo la calidad del movimiento, en los siguientes apartados:

-- La mano que no lleva la espada debe adoptar constantemente la posición de "dedos de espada".

-- Las paradas de movimiento, sobre todo en los movimientos punzantes, deben ser claras y perfectamente definidas.

-- En los movimientos punzantes, toda la fuerza debe llegar a la punta de la espada.

-- Los movimientos cortantes, aunque el brazo vaya recto, se deben hacer tan sólo con la muñeca, con lo que esta se torcerá siguiendo el movimiento técnico.

-- Los movimientos circulares serán muy amplios ya que el cuerpo deberá acompañar el movimiento con una gran expresividad.

FINAL

La técnica de espada, al igual que ocurre con el manejo de la totalidad del arsenal chino, es muy efectiva de cara a la defensa personal en la calle ya que, aunque por la calle no vamos con una espada, o una lanza, si podemos utilizar como tales otros objetos que llevemos o encontremos tirados en el suelo, por ejemplo, un paraguas o un palo. Aunque estos objetos carezcan de filo para cortar, en caso de que usemos la técnica de la espada o el sable, si podemos golpear con ellos, y siempre podremos picar con sus extremos.

De todas formas, aunque en la calle, Dios lo quiera, no tengamos que desarrollar nuestros conocimientos con la espada, siempre gozaremos con todos los beneficios que su practica conlleva.

F. Javier Hernández Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...